¿Cuánto pesa un vaso de agua? - Metáfora del estrés

Hoy les voy a platicar una historia que se hizo viral en redes sociales, y nos muestra una gran lección de vida, así que presten mucha atención:


Una psicóloga daba vueltas por la sala mientras impartía una charla sobre cómo manejar el estrés. Cuando levantó un vaso con agua todos pensaron que iba a preguntar si el vaso estaba medio lleno o medio vacío, sin embargo, ella preguntó con una sonrisa: ¿Cuánto pesa este vaso con agua?


Las respuestas variaron entre 100 gramos y 500 gramos. Ella contestó: El peso real no tiene realmente ninguna importancia, depende simplemente de cuánto tiempo sostengo el vaso. Si lo sostengo durante un minuto no hay ningún problema, si lo sostengo durante una hora me va a doler un poco el brazo, si lo sostengo durante un día entero entonces mi brazo se quedará entumecido y paralizado. El peso real del vaso no varía, pero cuanto más tiempo lo sostengamos, más pesado lo sentiremos.


El estrés y la preocupación son como este vaso de agua. Si pensamos en lo que nos preocupa un rato, no pasa nada, si pensamos en eso un poco más, comenzará a hacernos daño, si pensamos en eso todos los días, nos sentiremos paralizados, incapaces de hacer nada. Es importante tener en cuenta que caer en eso es lo que te estresa, así que, tan pronto como puedas, suelta toda esa carga. No continúes esa espiral de pensamientos ni te los lleves a casa o a la cama.


¡Recuerda soltar el vaso de agua!


En efecto, lo importante no es lo que pesan tus preocupaciones, sino cuánto tiempo las mantienes, cuánto tiempo cargas con ellas.


De hecho, psicológicamente hablando el ESTRÉS no es malo, el estrés te ayuda a activarte para entrar en acción, lo malo es el estrés prolongado, es el que cargas mucho tiempo y se le llama DISTRES, éste es el que nos hace daño.


¡Suelta el vaso! suelta tu preocupación, desaste del estrés.


Pero…


¿Cómo?


Seguro has escuchado el sabio proverbio chino:

“Si tienes un problema y tiene solución no hace falta preocuparse, si no tiene solución no sirve de nada preocuparse”


PROBLEMA:


A) TIENE SOLUCIÓN

-> TE OCUPAS (NO TE PREOCUPAS) -> SE ACABA EL PROBLEMA.


B) NO TIENE SOLUCIÓN

-> NO ES PROBLEMA (Es una circunstancia de vida, una condición.) -> ACEPTAS -> SUELTAS -> AGRADECE -> TE MUEVES


  • ¿Qué es moverte?

Soltar la espiral de pensamientos negativos, desengancharnos y dar el paso a lo que sigue. Cuántas veces no nos quedamos enganchados a problemitas dándoles mil vueltas.


  • ¿Qué sigue?

Hacer un duelo, meditar, tomar terapia, etc. Actuar según el caso y a lo que sigue.



¡SUELTA Y MUÉVETE!

37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo