FELICIDAD NEUROTICA VS FELICIDAD REAL O EUDAIMÓNICA

Es muy común que en la búsqueda de la felicidad generemos lo contrario, es decir, infelicidad y sufrimiento.

"Shanti Deva" un filósofo budista decía: “Pobres seres humanos, queriendo alcanzar la felicidad, corren enardecidos alejándose de ella y acercándose a las causas de la infelicidad”

A veces por huir del dolor intrínseco a la vida, recurrimos a conductas de negación y conductas hedónicas irracionales que en el futuro provocarán más dolor.

Ejemplos:

  • La búsqueda irracional por el placer que se convierten en adicciones, te da placer momentáneo pero en el futuro te esclavizan y generan sufrimiento.

  • No enfrentar la realidad por huir de la incomodidad, como quedarte en una relación tóxica pretendiendo que todo está bien.

  • La competencia por demostrar que eres feliz, en redes sociales vemos mucho de esto.

Es importante que entendamos un principio básico la existencia: ASÍ COMO EL AGUA MOJA... SER HUMANO DUELE.

Pero entonces ¿Cómo podemos encontrar la Felicidad Verdadera o Eudaimónica?


Eudaimonía es un término griego que significa “Buen Espíritu”, también se traduce como felicidad verdadera, bienestar o florecimiento humano.

Esta felicidad no se basa sólo en los placeres, sino que incluye valores (valores que también nos pueden dar placer) como sabiduría, compasión, gratitud, generosidad, etc. Pero también reconoce que el malestar es parte de la vida.

Esto es el Florecimiento Humano: Aprovechar todas las experiencias de la vida, las agradables, desagradables, las dolorosas y las neutras como abono para cultivar la dicha, para cultivar el regocijo.

Como decía mi abuelo “Todo es agua para el molino”.

¿Cómo conseguir esta felicidad Eudaimónica o Verdadera?


Entrenando tu mente y tus emociones en actitudes benéficas como:

  • Compasión y Autocompasión (En este contexto compasión se define como la apertura al malestar y cultivar un deseo saludable por aliviarlo y prevenir sus causas).

  • Buena voluntad.

  • Amor.

  • Amabilidad.

  • Generosidad.

  • Gratitud.

Desarrollar estos valores no sólo nos genera felicidad Profunda y duradera, sino que nos permite hacer que nuestra vida sea de mayor beneficio para nosotros mismos, nuestro entorno y los demás seres vivos.

35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo