Gestionar emociones en épocas navideñaspara no engancharnos.

Esta época del año se vuelve un tanto intensa emocionalmente, es importante aprender a gestionar y regular nuestras emociones para no engancharnos y caer en conductas que generen sufrimiento.


Generalmente dejamos nuestras emociones en Piloto Automático y no nos damos cuenta cuando de ellas hasta que ya nos rebasaron, nos raptaron.


Para quitar el piloto automático y tomar el volante, debemos que entender cómo funcionan.


Una emoción transcurre por etapas:

1. Contexto.

2. Detonante (Estimulo. Historia).

3. Cambios psico fisiológicos.

4. Reacción o Respuesta.

5. Consecuencia.


Cómo gestionarlas:


1.- Trabajo previo (contexto). Las emociones se empiezan a gestionar en la vida cotidiana, antes de que lleguen. ¿Cómo? Durmiendo bien, buena alimentación, meditar, terapia, etc.


2.- Establecer intimidad constante con las emociones, para que conozcas como funcionas y puedas verlas antes de que te secuestren. Las emociones son como olas, suben y bajan, no se quedan siempre en lo más alto.


3.- Conocer herramientas para regresar a la zona optima cuando se detona una emoción intensa. Es necesario tener mecanismos para surfear esas olas: Respiraciones consientes, auto compasión, meditar, nombrarlas, humor, etc.


4.- Sabiduría. Puedes ser como un Pavorreal, ellos comen semillas venenosas para otras especies y las transforman en un hermoso plumaje. Si aprendes a gestionar tus emociones te vuelves más fuerte, más paciente, más resiliente y más sabio.


Pongámosle sabiduría y buen humor a esta temporada navideña y no seamos prisioneros de nuestras emociones, rompamos esas cadenas para ser más felices.


48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo