ANSIEDAD 3. El cuerpo es el hogar.

RESUMEN de lo que hemos platicado de ansiedad:


1. No estas sólo y es totalmente normal y humano sentir ansiedad. Aproximadamente 3 de cada 10 personas viven ansiedad.


2. Saber que la ansiedad es un mecanismo natural de alerta de nuestro organismo, que puede ser nuestro aliado por que te avisa que algo esta mal y debes hacer cambios profundos en tu vida.


3. El tercer paso es saber que existen herramientas para afrontarla: Ya vimos algunas herramientas como la respiración 4-1, nombrar lo que sientes y tratar la emoción con compasión.


NUEVA Herramienta: El cuerpo es el hogar.


El cuerpo es el hogar donde la ansiedad se libera. Hay que reconocer que no eres ansiedad, no eres ansioso, estás ansioso, la ansiedad es sólo una más de las tantas cosas que ocurren en ti. Es decir, no estás secuestrado por la ansiedad, si das la oportunidad de observar con atención y curiosidad, te darás cuenta de que generalmente la ansiedad se enfoca en una parte específica del cuerpo, no se siente en todo tu cuerpo, otras funciones corporales siguen normales y trabajando libres de la emoción.


Esta herramienta puede resultar contra intuitiva, por que cuando llega la ansiedad lo que queremos es no sentirla, huir de ella, pero qué crees, hay evidencia científica de que dejarla sentir ayuda a liberarla más rápido, como te dije anteriormente: El cuerpo es el hogar donde la ansiedad se libera y encuentra paz.


Ejercicio:

Llegó la ansiedad, observas con atención y curiosidad en que parte del cuerpo se concentra la emoción enfocándote ahí y le das la bienvenida con compasión: “Bienvenida ya estas aquí, todo esta bien, aquí estoy para ti” recuerda que tratarte con autocompasión es muy importante.

Observas también como hay partes de ti en donde no se siente la emoción… Ahora imaginas que inhalas y exhalas desde esa parte del cuerpo donde está más intensa, mientras inhalas repites: Aceptando. Exhalas y dices: Suavizando, ablandando.

También puedes nombrar “Inhalando”, “exhalando” mientras lo haces y contar los ciclos del 1 al 5 hasta que la ansiedad se vaya liberando. Esto le ayuda a la mente para parar la rumiación y al cuerpo a suavizar la emoción. Pruébalo y coméntanos como te fue.


Muy importante: Si consideras que la ansiedad te rebasa o se repite continuamente te recomiendo solicitar ayuda con algún profesional de la salud mental.

88 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo