La Muerte

PENSAR EN ELLA NOS LLENA DE VIDA.


Podrías imaginar que pensar en tu muerte te puede ayudar ser más feliz… hoy vamos aprender cómo.


En los días de festejo a nuestros muertos siempre hay una oportunidad para reflexionar sobre nuestra propia muerte - hay que aprovecharla - Esto nos puede ayudar a descubrir qué es lo que realmente queremos hacer con nuestra vida, con este gran regalo que nos fue dado.


Vamos a a hacer un ejercicio en 2 pasos.


1.- Paso 1.

Reflexiona: ¿Si supieras que tu muerte está cerca (1 mes)? ¿Qué harías?


Que pondrías en tu lista de deseos. Revísala y observa cuáles de esos deseos no sólo te dan placer pasajero (como manejar un carro de lujo) y quédate con los que te generen felicidad profunda y genuina, los que le dan sentido a tu vida, por ejemplo, servir en una comunidad de niños en situación de extrema pobreza.

2.- Paso 2.

Visualiza el momento de tu partida, estás en el lecho de muerte, una muerte en paz y en consciencia, e imagina que tuviste una vida plena y feliz, que SÍ lograste lo que más querías hacer en tu vida.

¿Qué es eso?... que en el momento de tu muerte te hará sentir que valió la pena haber vivido?


Con esto se trata de reconocer esa ÚNICA cosa que realmente importa, esa cosa en la que debes poner toda tu energía y dejar que la magia suceda. Te aseguro que dedicar tu energía y recursos en ello te hará mucho más feliz.


"Por ejemplo, para mí es ayudar a que todos los seres vivan con más alegría y poder dibujar en una sonrisa en el corazón de cada ser."


Y esto está muy padre porque aunque no lo hayas hecho durante tu vida hasta ahora, te das cuenta que nunca es tarde para empezar y lo más increíble es que incluso en ese último momento, en el lecho de muerte lo puedes hacer y lograr que este viaje llamado vida haya valido la pena.


Una cuidadora australiana llamada Bronnie Ware convivió con muchas personas en su lecho de muerte escribió un libro sobre las Las 5 cosas de lo que más se arrepiente la gente antes de morir. ¿Quieres saber cuales son?


1. No haber sido fiel a mí mismo.

2. Haber trabajado tanto.

3. No haber expresado lo que sentía.

4. Haber dejado de lado a sus amigos.

5. No haber sido más feliz.


Hoy pensemos en la muerte como recordatorio de lo afortunado que es estar vivo y que nunca es tarde para darle sentido a nuestra existencia y ser más feliz.

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo