top of page

Día de la madre. Agradecer y reconciliarte con tu madre.

¿Cuál es el más grande regalo que puede recibir un ser humano?

¡La vida!



El primer regalo y el principal lo recibiste de tu Madre, sí tu padre tuvo que ver, pero a partir de que se germina la semilla depende totalmente de tu madre el que nazcas o no.

Esto me recuerda una meditación muy hermosa y poderosa llamada:


Celebración de la interdependencia y gratitud. Gratitud por lo que nos ha sido dado…


En la que te invitan a hacer un viaje al pasado, empezando por el vientre materno:

Con la imaginación te invito a hacer un recorrido por el pasado, donde durante unos meses moraste en un ambiente propicio para desarrollarte, en el seno materno, antes de dar siquiera tu primera respiración con tus propios pulmones, antes de que siquiera empezara a latir tu corazón, te fue dado un contexto propicio para crecer, nos fueron dados nutrientes, fuimos transportados de un lugar a otro y así nos fue dada cabida en esta vida… Y eso siempre es una opción y a nosotros a nosotras nos fue dada esa oportunidad.



Te invito a hacerte consciente de ese cobijo que te fue dado en ese entorno, esos nutrientes que te fueron proveídos y te invito a conectar con la conciencia de eso que se te dio, saboreándolo, agradeciéndolo, cultivando buenos deseos hacia este ser vivo que te ofreció ese cuidado, esos nutrientes, ese espacio, ese entorno, gracias, gracias, gracias.

Naciste, por fin respiraste por tu propia cuenta y seguiste recibiendo regalos, muy probablemente de tu madre, o de algún otro ser humano. Cobijo y alimento, de otra manera no hubiéramos sobrevivido. Tal vez no fue de la manera que te hubiera gustado, pero lo recibiste, en un periodo tan vulnerable. Te invito a que habrás tu corazón para saborearlo, para recibirlo ahorita de nuevo, respiras gracias a ese regalo.




Conecta con buenos deseos hacia esa persona donde sea que esté, que sepas quien fue o no, haya sido “buena” o “mala” persona, conecta con la gratitud y los buenos deseos hacia esa persona, porque esto te hace bien a ti. Que estébien donde sea que esté, que esté bien, gracias, saborea todos los regalos que te fueron dados. Alimento, cobijo, la oportunidad de nacer, de vivir… gracias, gracias, gracias.

Agradezcamos este impagable regalo de la vida, podrás decir, pero es un regalo que yo no pedí… con más razón, ni siquiera lo pediste y se te dio. Imagina que ahorita te regalan un millón de dorales, a poco dirías, pero yo no lo pedí…

Les quiero compartir un sabio consejo que alguna vez me fue dado: ¿Quieres mejorar tu vida? Empieza a pensar en positivo y bien de las personas que te rodean y de las que son importantes para ti. Es decir, te conviene pensar en tu madre como algo positivo, como sea que ella sea o haya sido, porque la energía en tu vida cambia para bien.

En mundo de la dualidad, del sí, del no, femenino, masculino, luz, oscuridad, Yin, yang, frio, calor. Siempre están las dos caras balanceadas, por lo tanto, todo lo que tu estás pensando en negativo de esa persona, por ley universal, lo tiene en positivo, lo que estás encontrando mal en esa persona, lo tiene en la misma proporción en bien, en algún lado, busca eso: “Mi madre fue una persona dura, ausente, etc. Porque su vida fue también dura y a pesar de eso decidió darme la vida”. Este pensamiento positivo cambiarátotalmente tu vibración y tu inconsciente y por tanto puede mejorar tu relación con esa persona esté o no. Tú puedes cambiar tu vida y tu relación, cambiando tu pensamiento, hazlo por ti no por ella, porque a ti te hace bien.


Puedes necear de que tu madre no se lo merece… pero eso sólo te hace daño a ti, el rencor es un veneno que bebe la persona que lo siente, no quien lo detona. Así que sea como sea feliz día de la madre, pues por ese ser tú estás viva, vivo y puedes leer esto.

IMÁGENES:

EL REGALO DE LA VIDA

EMBARAZO

VIENTRE MATERNO

NACIMIENTO

DAR A LUZ

RECONCILIARTE CON TU MADRE

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


Publicar: Blog2_Post
bottom of page